Mario Castillo…aferrado a los pinceles


Esas blancas manos que con el suave vaivén de los pinceles han creado hermosas pinturas se resisten a dejar de trabajar. No es fácil. El gran maestro ha pasado toda una vida entre colores, lienzos e inspiración, y hoy, una grave enfermedad lo abate pero no lo vence, y tampoco ha dejado de hacer lo que tanto ama: pintar.
Mario Castillo, el mejor retratista de Honduras según la crítica, adolece de un mal, pero no se ha dado por vencido porque a sus 79 años, pinta mejor que nunca y su inspiración nace de la inquebrantable fe que día a día irradia a los que lo rodean.
Es un orgulloso sampedrano que nació un 8 de diciembre de 1932 en un hogar de seis hermanos y junto a sus padres Ángela Cárcamo y Matías Castillo. Es una gran historia que hoy, Vivir en Rosa se la cuenta para que usted conozca de un personaje que ha hecho no sólo historia en la plástica nacional con su autodidacta talento, sino también porque es un ícono de la pintura hondureña.
Cortesia de : laprensa.hn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s